Comercial Médica y de Laboratorio

EMPRESA: historia

Comercial Médica y de Laboratorio

Comercial Médica y de Laboratorio es una empresa familiar de tercera generación que se dedica a la distribución y venta de material de laboratorio en la comunidad Foral de Navarra.

Inició su actividad en 1949, de la mano de Miguel Resano Oscáriz, que acumulaba una larga experiencia profesional como gerente de la que por aquel entonces era una de las principales empresas mayoristas de específicos del sector farmacéutico de la Comunidad Foral, el Centro Farmacéutico Vizcaíno. Con él comenzaron sus dos hijas Tere Resano de 1949 a 1996 y Mª Luisa Resano de 1949 a 1961.

En los comienzos, Comercial Médica y de Laboratorio estaba orientada a la ortopedia y al material quirúrgico, con la representación de fabricantes como el Instituto Llorente y Laboratorios Cusí (adquirida en 1995 por la multinacional Nestlé). Resano distribuía estos productos a través de una tienda situada en la Travesía Fernández Arenas, entre la Avenida de San Ignacio y la calle García Castañón y contaba con dos bajeras situadas en el barrio de San Jorge que servían de almacén.

Entre sus primeros clientes, la mayoría de los cuales siguen mantenido una relación comercial estable con Comercial Médica y de Laboratorio, estaban algunas de las principales empresas industriales de Navarra, tales como Inquinasa (en la actualidad denominada Huntsman-Inquinasa), Ingranasa e Inabonos, laboratorios públicos y centros sanitarios, como el Hospital San Juan de Dios.

Tere Resano En 1967, a causa de una afección cardiovascular, el fundador dejó las riendas del negocio en manos de sus dos hijos, Tere Resano y Miguel Resano, que llevaba varios años trabajando en el sector farmacéutico como representante de un laboratorio suizo. Ambos, contribuyeron decisivamente al desarrollo de la empresa.

El nuevo director, graduado de la escuela de comercio de Pamplona, se incorporó a la empresa en una época de auge de los laboratorios químicos. Esta situación, unida al conocimiento del sector y de la evolución de las necesidades de los clientes, a los que Miguel Resano hijo visitaba desde los 14 años acompañando a su padre, le sirvió para consolidar su cartera de distribución y ampliarla progresivamente a los centros que componen el Servicio Navarro de Salud y empresas privadas como Viscofan.

En este periodo de crecimiento se empezó a consolidar también el sistema de trabajo de Comercial Médica y de Laboratorio, caracterizado por la rapidez en el servicio y el conocimiento exhaustivo de la evolución de las necesidades específicas de cada cliente.

En 1987, todavía bajo la dirección de Miguel Resano, se incorporó a la empresa la tercera generación familiar, formada por Juan y César Resano, que pasaron a hacerse cargo de la gerencia el 12 de diciembre de 1998, con la jubilación de Miguel Resano. Juan, centrado en la atención al cliente y la distribución; y César, en la dirección financiera y la contabilidad, comparten las responsabilidades de la dirección y los nuevos retos que se producen en un mercado en constante evolución.

El equipo profesional de Comercial Médica y de Laboratorio se completa con Félix Úzqueda, incorporado en 1981, que aporta una dilatada experiencia al departamento comercial y la gestión de la relación con los clientes; Arantza Huarte, que desempeña funciones administrativas y Roberto Rodríguez, responsable de la distribución.

En 2003, la empresa trasladó su sede a una nave del Polígono de Landaben, en la que oficinas y almacén ocupan un espacio único. Esta mejora organizativa permite agilizar la tramitación de los pedidos y aumentar el volumen de almacenaje, con la consiguiente mejora en la velocidad de respuesta a las demandas de los clientes.

Hoy, Comercial Médica y de Laboratorio se enorgullece de seguir siendo proveedor de la mayor parte de las empresas que desde 1949 confiaron en la primera generación familiar y de haber incorporado a su cartera nuevos clientes. Por ejemplo, la Clínica San Miguel de Pamplona, la Universidad de Navarra, la Universidad Pública de Navarra o el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y varias empresas e instituciones que han encontrado en la calidad, rapidez y flexibilidad del servicio una solución a la medida de sus necesidades.

Comercial Médica y de Laboratorio © 2017
Ronda Landaben, 3  31012 Pamplona
T. 948 220 585  F. 948 220 585

Sitio web desarrollado por PubliSic